Una vez más, y van unas cuantas, el árbitro se convierte en el protagonista del partido

Los equipos que vienen a no perder, a no jugar, a intentar engañar al árbitro, no se le dan bien al Depor. El juez de la contienda ha entrado en el juego de los del Torrijos y se ha dejado llevar por unas exageradas expresiones de dolor sin haber ningún contacto punible por parte de jugadores del Depor. Al final, reparto de puntos, resultado nada justo.

A los jugadores hay que dejarles jugar algo más, por eso son jugadores. No se puede pitar las faltas de oído. Si a esto le sumamos tres goles anulados, es difícil que un equipo se lleve la victoria.

Lo fácil es echar la culpa al árbitro pero en este caso, y recuerdo el partido del año pasado ante el Socuellamos en la final de la fase de ascenso, personalmente creo que se le ha ido de las manos. Muchas faltas inexistentes y para colmo, en el segundo gol anulado, cuando el balón ya estaba en las redes del Torrijos, pita falta, ¡¡¡A favor del Depor!!!!

Hacía mucho tiempo que no se oía en las gradas lo de “corrupción”, pero los últimos 4-5 partidos se ven cosas que hacen pensar muy mal.

Queda una final, en la casa del Campeón de liga. Probablemente nos la juguemos en el campo del Marchamalo. Hay que ganar si o si.

close
<br>Sucríbete a nuestro boletín de noticias. Estarás al día y recibirás información de todas nuestras galerías<br>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies