No pudo ser. Por segundo año nos quedamos con la miel en los labios. Torrijos ha sido un fortín inexpugnable ante el que los alcarreños nada pudieron hacer. El 3-0 que refleja el marcador es un poco exagerado teniendo en cuenta lo que se vio en el campo, pero hay que ser realistas, ayer el Torrijos nos ganó la partida.

Un penalty algo justo que pitaron a Ale Revuelta abrió el marcador y desde ese momento el Depor no supo leer bien el partido y nada pudo hacer ante un Torrijos que tenía muy bien aprendida la lección y supo llevar el partido hacia el terreno que a ellos les venía bien.

Muchas críticas ante el árbitro, sobre todo por las dos decisiones que marcaron el partido. El penalty de Revuelta y la expulsión de Modula. ¿Qué hubiera pasado si no pitan el penalty? ¿Con Modula en el campo, a pesar de ir perdiendo 1-0 se hubiera podido hacer algo? La ciencia del futbol…

Lo que queda claro es que el Torrijos nos ganó la partida y, a ver si hay suerte, y la base del gran equipo que se ha hecho este año continúa el año que viene y ya no es un proyecto nuevo: ES EL PROYECTO.

Dos detalles importantes que no hay que olvidar en este partido. Por un lado, la AFICIÓN ALCARREÑA, para quitarse el sombrero ante ellos. Por otro lado, un gran detalle del Torrijos, aplaudir a los aficionados alcarreños y al propio equipo al finalizar el partido. Algo a tener en cuenta sobre todo después de la tensión con la que se jugó el partido.

close
<br>Sucríbete a nuestro boletín de noticias. Estarás al día y recibirás información de todas nuestras galerías<br>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies